Total apoyo a la posición de Cristina y Kicillof contra los fondos buitres

AxelKicillof

31 Julio de 2014; Por León Cristalli, director de la revista Internacional “Conclusiones”.

FONDO BUITRES, DEFAULT, SINDICALISMO, POLÍTICA Y PERSPECTIVA

Aceptar la resolución del Juez Thomas Griesa que obra por mandato de la legislación de los EEUU y compromete al gobierno de los EEUU que muestra claramente cuál es su verdadera política exterior, sería enajenar el país en varias generaciones a una verdadera depredación de su progreso económico y desarrollo social.

Reducir la crisis a los llamados “Fondos Buitres”, representados por la legislación de los EEUU. como perjudicados por la reorganización de la Deuda Externa Argentina, a partir de la renegociación de ésta en el 2005 y 2010, es como solo ver la pequeña punta de iceberg que flota a la deriva en un océano que esconde su parte más prominente sumergida en el. Una condición reduccionista que quiere pasar por debajo de la mesa el fondo de la cuestión.
La realidad es que esta crisis bien podría llamarse “mini” de acuerdo al monto en divisas que reclaman en un principio los fondos que no entraron en la renegociación de la Deuda Externa porque solo representan el 7.6% del total mientras el 92.4 % restante está cobrando en tiempo y forma el total acordado. Máxime si comparamos este cuadro de situación con algunas deudas externas como la de España, Grecia, Portugal que cubren el total y hasta dos veces sus PBI o incluso con el mismo EEUU cuya deuda externa equivale al 106% de su PBI, que en 2013 registraba un déficit de su balanza comercial de 752.395,4 millones de dolares, un 4,48% de su PBI, y que sin embargo, “paradójicamente” para algunos, tiene al derecho de emitir -fabricar- su moneda, el dólar, sin control alguno, usufructuando el hecho económico de que todavía juega el rol de “dinero mundial”, es decir, de reserva de valor y medio de pagos a escala internacional. Pero lo que hace espectacular esta crisis entre los “fondos buitres” y Argentina como nación, gobierno y pueblo, es que termina destapando el fondo de la cuestión del curso actual de la historia.
Allí aparecen como dos definiciones claramente opuestas que en nuestra opinión solo se pueden ver y analizar desde un campo: EL POLÍTICO. No es el pago de mil millones y medio de dólares que exigen los Fondos Buitres, con una ganancia de 1700% el eje de la cuestión; no es la posibilidad de que este pago destape la aplicación automática de la cláusula RUFO en el 92.4% de los bonistas que al igualarse con los buitres pasarían a tener una “opción de ganancia” similar a estos “bonistas” que recompraron en pleno default a un precio menor del 10% de su valor de emisión; no es el tiempo que se pueda ganar para lograr un arreglo que en principio podría tener vía libre a partir del 1 de enero de 2015 en que se cae la cláusula RUFO; no es tampoco una problemática estrictamente basada en las relaciones del funcionamiento de la economía capitalista.
La estructura, el armazón de esta lucha política que aparece como económica, es justamente que lo que se está discutiendo por una vía tangencial a la realidad, pero que no deja de ser totalmente material, concreta y objetiva, es hacía donde va el curso de la historia de la civilización humana, y del planeta mismo.
Posiblemente se pueda cuestionar este punto de vista, o eje central de lo que está aconteciendo, pero la discusión dentro de Argentina, en los EEUU, en América latina y el mundo no es un pago de mil millones y medio de dólares sino la independencia y soberanía que el sistema capitalista imperialista, al que también se lo identifica como “financiero”, puede aceptar o sostener entre sí con los capitales que han desarrollado iniciativas y proyectos propios, nacionales.
Por ello aparece el tema de la “Soberanía y Dignidad” como parte indivisible de esta controversia que ya es ahora una disyuntiva entre capital imperialista mundial y su política de concentración mundial y los intentos de desarrollar economías nacionales y regionales fuera de su conducción política.
En síntesis, es una misma condición que se presentó en todas las crisis del sistema capitalista en etapa anteriores y terminaron en la I y II Guerras mundiales, pero con una condición inédita que antes no se expresaba, más allá que se estaba construyendo. Que es lo que venimos planteando desde hace años: “la Rebelión de las Fuerzas Productivas” cuyo nacimiento se genera en el mismo desarrollo del capitalismo pero que en esta etapa ya no puede ser “neoliberal o liberal” en cuanto al papel y función de los mercados como reguladores de la economía.

LOS JUSTOS TÉRMINOS DE CRISTINA FERNÁNDEZ Y AXEL KICILLOF:

El planteamiento del gobierno argentino, desde su presidenta Cristina Fernández y el ministro de Economía Axel Kicillof, es absolutamente claro en lo económico como en lo que hace a la política.

El planteamiento del gobierno argentino, desde su presidenta Cristina Fernández y el ministro de Economía Axel Kicillof, es absolutamente claro en lo económico como en lo que hace a la política. Aceptar la resolución del Juez Thomas Griesa que obra por mandato de la legislación de los EEUU y compromete al gobierno de los EEUU que muestra claramente cuál es su verdadera política exterior, sería enajenar el país en varias generaciones a una verdadera depredación de su progreso económico y desarrollo social. Sería dejar en manos del imperialismo la enorme potencialidad de sus riquezas naturales y su misma integridad geográfica. Que de fondo es la verdadera política que esgrime el sistema imperialista de los EEUU y sus aliados para apropiarse de las naciones.
Tenemos ejemplos lejanos, o no, como por ejemplo la colonización y depredación del continente africano, del sudeste asiático, medio oriente y la historia reciente de América latina a la que con la sumisión estratégica querían coronar su dependencia final con al ALCA. Hechos no siempre por los EEUU pero sí por sus socios Inglaterra, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, etcétera con un mismo común denominador: controlar la economía mundial productiva a través de la imposición política, dominando los gobiernos de cada nación y, cuando los pueblos se rebelan, haciéndolo abiertamente con la invasión militar o la amenaza nuclear como hace ahora en Medio Oriente en Gaza con su mano derecha el nazisionismo y en Ucrania intentando aplicar política y sistema de destrucción como lo hizo antes en Yugoeslavia y de otras formas en los antes mal llamados “países socialistas”.
Por ello es que es estrictamente correcta y necesaria la política del gobierno Argentino en esta acción que cada día tiene más al pueblo en lucha antiimperialista que en meramente una controversia económica. Se está discutiendo el futuro del país, de América latina y el mundo en los términos de esta etapa de la historia en que el sistema capitalista necesita imperiosamente lograr aniquilar a todo competidor que le impida su centralización y para ello necesita fagocitar a toda competencia externa a su eje el imperialismo de los EEUU y sus socios más cercanos.
El imperialismo no puede sostener su sociedad en los EEUU, ya por más tiempo con “burbujas inmobiliarias o financieras”. Los tiempos de dinero virtual, plástico, etcétera están llegando al agotamiento de sus posibilidades reales de sostenimiento porque ha entrado en el campo del progreso una fuerza que no puede controlar o negar porque lo haría sobre sí mismo, sobre su desarrollo. El crecimiento de la inteligencia productiva, sea cibernética, informática, espacial, científica aplicada a la medicina, la industria, la producción y la productividad se le rebelan a su centralización, como lo hace Cristina Fernández de Kirchner y su ministro Axel Kicillof en esta lucha contra los fondos buitres que no son otra cosa que el capitalismo en su fase superior imperialista- como analizó y predijo V.I. Lenin en 1916-, pero que en esta etapa, tiempo y espacio de la historia ya aparece claramente como un depredador cuyo dientes al ser atómicos puede producir su propia destrucción. En otro plano, también la conclusión del Nobel Stiglitz, en el sentido que esta resolución es “una bomba contra el sistema financiero mundial y no solo contra Argentina”

LOS BRICS, ALBA, BANCO DEL SUR, CELAC Y LOS SINDICATOS:

Entre los BRICS, al que calificamos ya hace mucho tiempo de un Frente Económico Antiimperialista para el desarrollo de la economía pero también de la sociedad -y por tanto de la política necesaria-, y la función de los Sindicatos, Centrales Sindicales, los Partidos de la clase Trabajadora, clases medias del campo y las ciudades hay una unidad objetiva indestructible.

A esta realidad se enfrenta la humanidad. Porque bajo otras formas y más criminales en lo inmediato, son las acciones del nazisionismo en Gaza, o las bandas nazis que parapetadas en el “ejército Ucraniano” cometen barbaridades en las zonas de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, las acciones del islamismo alentado por la CIA en Irak, Siria, Afganistán, Yemen, Somalia etc. Y como ya lo han hecho anteriormente en América latina, levantarán y sostendrán económicamente a aventureros seudo radicales de izquierda como punta de lanza para desestabilizar la región. En el desarrollo previo del campeonato mundial de fútbol del Brasil en esa tarea gastó mucha plata el imperialismo.
Todo ello no es nuevo y ha sido derrotado ya muchas veces en la historia de nuestro continente. Desde Carlos Castillo Armas invadiendo con aviones yanquis a Guatemala y derrocando militarmente al legitimo presidente Jacobo Árbenz Guzmán, o al presidente de Chile Salvador Allende en 1973 y así en varios países de esta región pero que ahora visto desde la historia son solo unos segundos de ella, rearmándose la capacidad de los pueblos de resurgir una y otra vez como sobre sus cenizas el ave fénix y reencontrarse en un camino de liberación nacional y social.
Desde el mismo sistema capitalista sin variar por ahora su estructura económica como sí al mismo tiempo preñado de una experiencia histórica de liberación y viva en los pueblos la vida de los Estados Obreros y la URSS (cuyo seudónimo actual es Rusia), del Estado Obrero sui géneris de la república popular China, surgen los BRICS, el CELAC, el ALBA, el nuevo Mercosur, de los gobiernos nacionales, populares, democráticamente revolucionarios y firmemente antiimperialistas en nada ajenos al curso de progreso de la historia. Un proceso en que se van combinando factores de avance en lo que hace a las relaciones de la economía, productividad con el social que se expresa en la nueva Democracia en Construcción con la contradicción ya en su fase antagónica de las viejas democracias representativas en que los pueblos delegan su mandato y son medianamente sometidos al poder imperialista por los gobiernos de turno. Una etapa en que una sociedad, una hegemonía, no termina de morir y otra sociedad superior no acaba de nacer.
En este curso, sobre el que hace tiempo venimos escribiendo, el papel de la organización social, política, sindical es fundamental. Justamente porque al estar en una etapa de Transición a una Nueva Sociedad, las fuerzas que empujan la historia no siempre tienen todas las herramientas, o el poder para poder realizar esa transformación revolucionaria. Creemos que en esta etapa no hay “margen para el error”, como al mismo tiempo hay que generar todas las formas y contenidos que permitan avanzar en medio de la contradicción para que, atenuándolas en principio terminen siendo eliminadas esas contradicciones como parte del progreso en construcción.
Es una combinación de política y economía, como de partido y organización social, sindical. Si no vemos esto con claridad, si nos retrotraemos a mirarnos el ombligo de cada quien, sea personal u organización, terminaríamos siendo lo exactamente funcional al sistema moribundo. Por ello, creemos necesario, fundamental a la vida, entender, comprender cómo sentir y vivir este curso con toda la fuerza que exige la historia de la lucha de clases y la construcción de una nueva sociedad.
Entre los BRICS, al que calificamos ya hace mucho tiempo de un Frente Económico Antiimperialista para el desarrollo de la economía pero también de la sociedad -y por tanto de la política necesaria-, y la función de los Sindicatos, Centrales Sindicales, los Partidos de la clase Trabajadora, clases medias del campo y las ciudades hay una unidad objetiva indestructible. Todos dependen de transformar un Frente Único Objetivo en una ALIANZA ANTIIMPERIALISTA MUNDIAL PARA ENFRENTAR LA GUERRA CONTRA LA HUMANIDAD QUE ENCABEZA EL IMPERIALISMO.
No hay Tercera Posición, o como dicen los pueblos “mirar para otro lado…”. La historia de la humanidad cada cierto tiempo así como se concentra y pega sus saltos dialécticos en lo que hace a la economía, las ciencias y la cultura también lo hace en la estructura de las sociedades. De eso que denominamos la mayoría de las veces eufemísticamente “Las Democracias”, hoy están en el centro de la vida de la humanidad. Qué, cuál y cómo queremos construir la Nueva Sociedad, que en nuestra opinión deberá ser socialmente abierta, absolutamente participativa como a su vez completamente responsable en cuanto al papel del individuo en este curso.
Que sea abierto como una necesidad imprescindible ya no solo de la lucha de clases sino como parte de todo lo que hace a la humanidad y por ende a la naturaleza, el que asumamos la responsabilidad de discutir esa nueva sociedad en construcción. Curso que es desigual y combinado, pero aún en los aspectos más atrasados de él en que se producen crímenes como lo que hoy vivimos en Gaza, en Siria, Irak etc. la humanidad como tal busca el progreso, SU PROGRESO.
Nosotros creemos que es necesaria la discusión del socialismo como propuesta materialista dialéctica del curso histórico. Basada en las experiencias ya hechas, en forma crítica y autocrítica de lo que fueron las revoluciones sociales como la Mexicana en 1910/11, la Rusa en 1917, la China que triunfa en 1949, la Cubana, Venezolana, etcétera. Aprendiendo y superando burocracias, corrupción, atraso con las fuerzas de una juventud mundial que ve y siente que el sistema la arrincona al basurero social. De los científicos, de los trabajadores y exponentes de la cultura que son explotados por el sistema reduciendo su papel en el progreso humano.
Todo ello está expuesto en la realidad profunda en la discusión de los Fondos Buitres y el progreso de Argentina, América latina y el mundo. Por ello la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el compañero Ministro de Economía Axel Kicillof no solo no están solos sino que cuentan con el apoyo de la inmensa mayoría de la sociedad en el país y el mundo. Por eso queremos destacar lo que hace a una nueva estrategia política de discutir lo que aparece en la superficie solo como una cosa económica, cuando encierra en los muros de indignidad del sistema capitalista, lo que hace a su única y concreta forma de vida. La de vorazmente tragarse a sus competidores y reducir a los pueblos a la servidumbre. Y hay ejemplos claros de esa estructura del sistema imperialista en suelo latinoamericano con la ocupación absolutamente ilegal de las Islas Malvinas por el imperialismo Inglés. Ellos junto con los EEUU. han transformado a las Islas Malvinas en una BASE NUCLEAR DE LA OTAN IMPUESTA POR UNA POLITICA BUITRE/IMPERIALISTA que aplica el mismo sistema a la geopolítica militar. Por eso apoyamos y saludamos lo expresado por el compañero Ministro Axel Kicillof: “Nuestra mejor defensa es el pueblo argentino”. Pero ni el imperialismo, ni sus lacayos internos como los Massa, Macri, San, Biner, Carrio, etcétera; ni tampoco los “tibios” que claman por “arreglar a cualquier costo”, los que priorizan la economía a la política y los pueblos que las sostienen, pueden engañar al pueblo UNIDO Y ORGANIZADO. El olfato natural de la humanidad siente que detrás de todo lo que está ocurriendo en este punto como en otras latitudes ya no es cuestión individual sino de toda la especie humana y la naturaleza.
Por todo ello LOS BRICS, ALBA, BANCO DEL SUR, CELAC, LOS PARTIDOS Y SINDICATOS del campo nacional, popular, revolucionario antiimperialista debemos apoyar inclaudicablemente esta lucha de la que todos somos parte y de la cual estamos todos defendiendo el derecho de todos. Como dice el revolucionario cantautor venezolano, Ali Primera, “Vamos cumpa carajo que para amanecer no hace falta gallinas sino el cantar de gallos” Hay un país por desarrollar, un mundo por construir. El default es arma de los débiles, el país, pueblo y gobierno tienen la razón de la verdad y la justicia social. Ni un paso atrás: Vamos adelante con las banderas de la Liberación Nacional y Social construyendo una nueva sociedad democrática y revolucionariamente socialista.
LC. director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>